OBJETIVO GENERAL


La formación de los alumnos (as) de una personalidad integral, capaz de transformar su realidad social, económica, y moral, tomando como base una filosofía Cristiana- humana.


OBJETIVOS ESPECIFICOS

  • La educación que se imparta “tendrá como mira y  punto de partida, la condición y necesidades de los alumnos”, y de su medio ambiente, para fomentar en ellos un sentido de personalidad adulta y autosuficiente siendo útiles a sí mismos, a sus familias y a la sociedad en general. (Cfr. 329 c.c.)
  • Se dedicaran los educadores a “formar el corazón y la mente desde la más tierna edad.” (325 c.c.) y de los alumnos, basándose en una “educación cristiana sólida” (328 c.c.) y reforzada por la labor integradora de la comunidad educativa. (todos los estamentos)

 

 

FORMACIÓN: Promoción de valores, actitudes, aptitudes, hábitos, habilidades y aficiones (Competencias)


PERSONALIDAD INTEGRAL: Desarrollo gradual y armónico de todos los elementos que integran la persona humana: afectividad, voluntad, sensibilidad, sentido de trascendencia y aspecto intelectual.


FILOSOFIA CRISTIANA: Sistema de valores y doctrinas emanadas del evangelio, y de las enseñanzas de la iglesia a través de sus Instituciones acuerdos y documentos.

 

Si los alumnos (as) han de ser autosuficientes, capaces de transformar su realidad individual y social, siendo útiles a sus familias y a la sociedad en general, se desprende que la educación que se imparta deberá estar orientada a:

Capaz de analizar la realidad que es “el punto de mira y el punto de partida” (329c.c.), por lo tanto la educación deberá  dotar  de elementos y criterios de interpretación, útiles y efectivos de acuerdo a un ideal cristiano y de la iglesia. Deberá promover habilidades y hábitos de análisis. (desarrollo de habilidades del pensamiento).
Deberá cultivar la iniciativa personal, para que el alumno como ser libre pueda superar su realidad individual y social, aprovechando todos los recursos personales y los del medio que estén a su alcance.
Deberá inculcarse valores y motivaciones que estén enfocadas afectivamente a dar un servicio a sus hermanos, desarrollando hábitos de solidaridad y de respeto para con los demás.
Promoverá la práctica de la libertad, en una responsabilidad vivida en el cumplimiento de los deberes en el presente, y fortaleciendo un espíritu de responsabilidad para el futuro.
Aunque la educación esta enfocada hacia el  futuro, debe apoyarse en el pasado con todos los valores que continúan alimentándola y en concreto tendrá en cuenta, el papel de la mujer en la familia y en la sociedad mexicana como centro unificador y moralizador.
En la educación “esta debe ser una nota característica constante y común”  ya que el trabajo dignifica a la persona humana, nos lleva a cumplir con el deber, amar el progreso y la buena convivencia entre nuestros hermanos. El trabajo es necesario para superar la condición de pobreza extrema, remediando las necesidades.
La educación que se imparte tenderá a fomentar personalidades adultas, personas que  relacionándose con los demás sean capaces de conservar su propia individualidad, e identidad personal, de crear individuos autosuficientes económicamente, capaces de valerse por sí mismos. (Han adquirido responsabilidad social valorando sus útiles, material de escuela las dependencias de la escuela, cuidando agua, luz… entre otros.)

 

Inicio | Conócenos | Sedes | Niveles Educativos | Información | Directorio | Actividades y Eventos | Donativos
Diseño y desarrollo de sitio Web: www.inglo.com.mx